7 nov. 2011

Todo el mundo lo conoce, es Tintín


Nunca he sido especialmente fan de los comics de Tintín, he pasado buenos ratos leyendo sus viñetas (cuando era más joven, hace ya unos años), pero siempre preferí otras obras. Cuando uno es joven y tonto prefiere otras cosas que las aventuras de un joven periodista y su perro. Pero eso no ha impedido que cuando vi el primer video de la adaptación a la gran pantalla de Tintín de la mano de Steven Spielberg y Peter Jackson empezara a babear como el perro de Pavlov. Así que tras meses esperando para poder verla, ya la tenemos en nuestros cines (incluso antes que en los EEUU, jódete Flanders). Y vaya si a merecido la pena la espera.

La película se basa en las novelas “El secreto del unicornio” (que le da el nombre al film) y “El cangrejo de las pinzas de oro”, si me las leí en su día no me acuerdo, así que no se si estarán bien adaptadas o no. Lo que sí puedo decir tras leer la sinopsis de ambas es que se usa de base la historia de “El secreto del unicornio” y la otra novela la usan para presentar al capitán Haddock y hacer la aventura más grande, llevándonos a mitad del océano o al Sahara. La verdad que tras ver la película cuesta imaginarse ambas historias por separado de lo francamente bien que están hilvanadas en el metraje de la película. No hay cortes, ni cambios en la acción, ni ahora esta es una historia y esta es otra. Todo es fluido y va hacia el mismo camino.


Al impresionante dúo director/productor, Steven Spielberg y Peter Jackson, ambos productores, el primero director también. Y el segundo, director en la futura segunda parte. Se unen el espectacular reparto que da vida a estos personajes animados. Jamie Bell (Tintín), Andy Serkis (Capitán Haddock, el mejor de todos sin ninguna duda) (el hombre que nació con el mono de captura de movimientos), Daniel Craig (Sakharine), Simon Pegg (Hernández) y Nick Frost (Fernández). Y por si fuera poco tenemos al grandísimo John Williams al cargo de la música de la película y por supuesto destacar el sobresaliente trabajo en animación del equipo WETA Digital.

Porque parte de la grandeza de “Las aventuras de Tintín” esta en el sobresaliente trabajo de animación que tiene detrás. Es sorprendente lo que evoluciona esta tecnología que tiene e esta película su mayor exponente a día de hoy. Espectacular en todos los sentidos, en los gestos y articulaciones, las texturas, la ropa, los detalles o los paisajes. Es una delicia la calidad técnica de la película. Y una razón más para ir a verla con pantalla grande. La animación es una de mis debilidades y después de haber visto la película sigo flipando con la calidad de sus imágenes.


Pero no solo de reparto y calidad técnica vive la película, porque estamos ante una fabulosa película de aventuras que conjuga perfectamente acción y comedia sin desentonar en ningún momento. No da respiro y te mantiene inevitablemente pegado a la butaca expectante de cómo se desarrollan los acontecimientos, por donde te va a llevar el metraje y que misterios guarda la historia que nos están contando.

Mi recomendación es que vayáis a verla porque os lo vais a pasar como enanos, divertida, muy entretenida y cuidada al máximo, cine de aventuras con mayúsculas sin ninguna duda. Ahora tengo hasta muchas más ganas de ver su secuela “El tesoro de Rackham el Rojo” y de leer los comics de Hergé.

No hay comentarios: