14 nov. 2011

Superhéroes en la vida real


Superhéroes es un documental de la famosa cadena americana HBO, donde vemos a gran cantidad de los superhéroes que habitan en EEUU. Sí habéis leído bien y no se me ha ido la cabeza, el niño de Kick Ass no fue el primero ni será el último al que se le ocurrió ponerse una malla, una mascara o un chaleco antibalas y salir a la calle a justiciar a los malosos. Una cantidad considerable de gente actúa actualmente en algunas ciudades de EEUU, ya sea solos o en grupos esta gente desinteresada busca por sus propios métodos que los ciudadanos se sientan más protegidos.

Y por este grupo de gente es por el que el documental nos lleva, mostrándonos su vida, sus pensamientos, como viven o que les llevó a convertirse en un superhéroe de la vida real. No hay reportero, ni entrevistas, tan solo la cámara y los personajes. También tenemos una psicóloga dando su opinión sobre estos casos, o al mismísimo Stan Lee comentando lo que piensa sobre esta corriente.


Pensando ya seriamente, hacer de superhéroe no es solo ponerse unas mallas y salir a la calle, si no que vas a lidiar con momentos que pueden ser bastante peligrosos, por lo que lo primero que se nos pasa por la cabeza al empezar a ver el documental, es que los tíos estos no están muy bien de la cabeza. Pensamiento que se reafirmara al ver las casas de estos personajes (como esa llena de basura), sus actos o sus gustos. Porque por supuesto muchos comparte ese gusto por los comics, que les ha llevado a imitar a sus ídolos. Y que algún día puede pasarle factura.

Después vemos otros grupos más organizados o mejor preparados, algunos expertos en artes marciales, que se entrenan día a día y con un buen equipo. Las relaciones que mantienen con la policía, normalmente les dejan pero les advierten de que no hagan locuras y que llamen a la policía si ven algo. También podemos ver como patrullan las calles, a destacar por ejemplo como los llamados “The New York Initiative”, donde incluso un miembro del grupo hace de cebo para llamar la atención de el que quiera liarla esa noche.


También algunos de estos superhéroes nos cuentan sus experiencias personales y por lo que han pasado hasta dar el paso de embutirse en su traje. Algunos sufrieron en sus carnes los golpes de los matones cuando eran niños, otros cuenta historias más heroicas o incluso alguno a cometido algún delito en su vida. Gente de todo tipo y de todas las edades que cuando muestran el arsenal que llevan cambiamos nuestros pensamientos por un “pues oye quizá sí que pueden hacer algo”, kevlar, chalecos, protectores, cuero, cascos, linternas de alta potencia, palos, cuchillos, electroshock, pinchos, armas aturdidoras e incluso granadas sónicas…

Y cuando ya no sabemos ni que pensar, si son unos frikis que algún día van a tener problemas por meterse ahí, si sus experiencias les han llevado hasta un sitio que quizá nunca se habrían planteado de haber vivido otra vida, si de verdad están preparados y pueden solucionar algo, llegan y aparecen comprando, haciendo acopio de toda su humanidad y ayudando a aquellos que no tienen nada. Es en ese momento, viendo esas imágenes que nos ablandan el corazón cuando llegamos a nuestra conclusión: No tendrán superpoderes, ni serán seres fantásticos, pero son personas desinteresadas que sin tener muchos medios ayudan simplemente porque quieren sea por la razón que sea. Y cuando vemos esas imágenes con los sin techo, es cuando decimos “oye pues lo mismo si que son necesarios estos superhéroes”.

Mi recomendación es que veáis el documental, dura algo más de una hora, es entretenido y muy curioso, y tiene un montaje muy chulo contando algunas historias con viñetas.

No hay comentarios: