21 feb. 2011

Spartacus: Gods of the Arena (Cap.5 – Reckoning)


Ya estamos en la recta final de la temporada, la semana que viene terminará y ya veremos como lo hace, pero antes vamos a centrarnos en este quinto y penúltimo episodio que nos ha dejado con momentos muy buenos y que nos deja ya claro que la cosa se está acabando y hay que ir cerrando tramas, y dejando las cosas en su sitio. Así que como ya sabéis a partir de el salto spoilers, por lo que ateneros a las circunstancias.

El episodio anterior nos dejo con el ultimátum que Titus le dejo a su hijo, o dejaba a su esposa Lucretia o abandonaba el ludus, en este capítulo vemos como Titus ha tomado absolutamente las riendas del ludus y convoca un campeonato interno en el ludus, para comprobar la valía de sus gladiadores, muchos de los cuales son de su hijo y el no conoce sus habilidades. Y aparte llama a Tullius al ludus para que le dé explicaciones sobre la muerte de Gaia. Tullius se disculpara llevándole vino, y le propondrá a Titus la oferta que Quintus rechazo, y la cual provocó la paliza a Quintus y la enemistad entre Quintus y Tullius. La oferta es que Titus le dé al campeón Gannicus a Tullius, y este último se encargará de que la casa Batiatus este en la inauguración de la nueva arena.

Por otro lado tenemos a Quintus Batiatus, que deja todo de lado para pensar en si abandona a su mujer Lucretia y se queda en el ludus a la sombra de su padre, o abandona el ludus con su mujer sin saber a dónde ir. La mayor duda que tiene es que Lucretia aun no le ha dado un hijo y duda que pueda dárselo, pensamiento que se verá acrecentado con las palabras de Solonius. E incluso se plantea matar a su padre (¿alguien lo dudaba?) aunque al final no puede hacerlo y decide marcharse del ludus con su mujer.

El amor entre Gannicus y Melitta ya es un secreto a voces, Gannicus está totalmente “enchochado” con ella y no parece que le importe ya los combates, sino que lo único que hace es mirar a Melitta, pero cansinamente, si no la mira 80 veces en todo el episodio pocas le faltan. Y Melitta teme que su marido Oenomaus se entere de sus andanzas.


 Este amor de Gannicus y la pérdida de fe en la arena, le llevará a perder en el campeonato interno frente a Crixus, perdida que le acarrea inevitablemente a la venta a Tullius, y que proclama a Crixus nuevo campeón, no sé si realmente será reconocido ya como campeón, porque apenas ha combatido en la arena y el pueblo aún no lo reconoce como campeón, y es sin ninguna duda el personaje que mas evolución tiene por delante todavía si quiere parecerse medianamente a la cara que muestra en Blood and Sand, y no me refiero precisamente a que le corten el pelo.

También quiero señalar una pequeña subtrama que se ha ido desarrollando a lo largo de la temporada y es la de Naevia y otra esclava Diona, la cual tras las continuas violaciones a las que se ha visto sometida para satisfacer a los romanos que han pasado por el ludus, está hundida y destrozada, a un paso de quitarse la vida, así que Naevia le dará dinero para que se marche del ludus. Y así nos quitamos a otro personaje nuevo, aunque sea un secundario.

Y por ultimo tenemos a Lucretia, la cual ha tenido bastante protagonismo en este episodio, la muerte de Gaia la ha dejado muy afectada y tras ver que su estancia en el ludus peligra, y todo por culpa de Titus tomará cartas en el asunto. Lo primero es que tendrá su primer encuentro sexual con Crixus, aunque es un encuentro para intentar darle un hijo a Batiatus y no como placer, como podemos ver en Blood and Sand. Aunque tengo que discrepar en que a lo largo de la temporada no ha mostrado interés en Crixus, y podrían haber profundizado algo mas en este tema y no haberlo dejado casi al azar. Y por ultimo y viendo que la única esperanza de permanecer en el ludus es con la muerte de Titus, envenenara el vino de Tullius y con el matará definitivamente a Titus, aunque sus patrañas llegaran más lejos y envenenará también a Melitta la cual va a ver a Gannicus y muere tras beber del vino, no sin antes confirmar su amor por Gannicus.


En definitiva Lucretia ha mostrado su faceta más manipuladora y lo arpía que puede llegar a ser, han muerto dos personajes nuevos más, Crixus parece ser ya campeón, y Batiatus parece haber recuperado de nuevo el control del ludus, Ashur sigue ganándose enemigos y mostrando lo agradable que es, y con el movimiento de Lucretia queda por saber si Batiatus creerá que Tullius ha sido el que envenenó el vino y tomará cartas en el asunto, o sabrá que ha sido Lucretia pero aun así aprovechara la oportunidad, y también tenemos que ver si sigue en pie la oferta de Titus, y ahora Quintus venderá a Gannicus o con la muerte de su padre cambiarán las cosas. Ya veremos como acaba la cosa la semana que viene, ésta por lo menos nos ha dejado un muy buen episodio con un apoteósico final que nos ha dejado con la miel en los labios sobre cómo acabará la temporada. Yo a lo largo de la temporada creía que Crixus llegaría a campeón enfrentándose y matando a Gannicus en la arena, pero ya no sé qué pensar.

No hay comentarios: