1 feb. 2011

Más allá de la vida – (2010)

Clint Eastwood siempre es una buena apuesta a caballo ganador, en esta ocasión el caballo no ha quedado primero pero el producto sigue siendo bueno, aunque no a la altura de sus últimas obras. Eastwood siempre ha sido un gran artista que todo lo que tiene se lo ha ganado a pulso, desde sus actuaciones en el lejano oeste hasta sus direcciones todo tiene un toque y un estilo personal. Y dejando un poco de lado sus actuaciones, sus películas no buscan la grandilocuencia, no buscan ganar público, no buscan reventar la taquilla, son películas basadas en historias pequeñas, en historias de andar por casa como podrían ser la tuya o la del vecino. Eastwood no tiene nada que demostrar ya y no se preocupa por nimiedades, sino que graba lo que quiere y para el público que quiere.


Y esta Más allá de la vida (Hereafter) no es la excepción a la regla, aunque por momentos vemos al director perdido y quiero creer que es por un mal guion. La película nos narra tres historias que se suceden paralelamente, una en Paris en la que la periodista Marie LeLay (Cécile De France) sufre una experiencia cercana a la muerte en el tsunami que hubo en el 2004 y que arraso las costas del océano Indico, y tras el cual nunca vuelve a ser ella misma y se ve en la necesidad de contar sus experiencias. Por otro lado tenemos la historia de George Lonegan (Matt Damon) que transcurre en San Francisco, un médium retirado en busca de una vida normal alejada de la muerte. Y por último la devastadora historia de los hermanos gemelos Marcus y Jason (Frankie y George McLaren) que viven en Londres, la historia más emotiva de las tres y la que sin duda si eres de lágrima fácil te hará llorar en más de una ocasión. 

Como todos nos imaginamos desde que nos plantan las tres historias, en algún momento del film las historias se entrelazaran aunque a primeras parezca imposible, y aquí creo que es donde reside el fallo de la película, tardan muchísimo en encontrarse y cuando lo hacen el encuentro no es del todo satisfactorio, por lo que queda la sensación de que el guion no para de dar vueltas y de mostrar imágenes para rellenar hueco hasta que se encuentran, una fascinante historia con la muerte como protagonista que no han sabido adaptar muy bien a un largometraje, la idea estaba pero no los procedimientos.

Quiero señalar y acusar con el dedo índice también a los responsables que han nominado esta película a los oscar en el apartado de mejores efectos especiales, y es que vale que el tsunami tiene una fuerza y una potencia alucinante, realmente impacta y da miedo la forma en que se lo lleva todo, pero es que prácticamente ya no hay nada más, es casi una nominación al tsunami y no a la película y no estoy para nada de acuerdo habiéndose dejado fuera películas que son todo efectos especiales como Tron Legacy, pero bueno ellos son los que saben de cine.

En conclusión a mi me ha encantado, si eres de los que disfrutaron con las películas más recientes del director seguramente te gustara, la historia es arrolladora y te deja con el corazón en un puño, los actores cumplen con creces y la música (también encargado de ella Eastwood) es la de esperar en un drama de este estilo. Preparar los kleenex e ir a verla.


Publicado también en No Mas Hype

No hay comentarios: