15 dic. 2010

Tron – (1982)


Dentro de 2 días se estrena la “secuela” de esta película de culto que produjo el estudio Walt Disney Productions en 1982, y que escribió y dirigió Steven Lisberger. Pero antes de ver el blockbuster navideño por excelencia, con la inmensa campaña de marketing que está teniendo detrás, y que aunque ya han afirmado que no es necesario ver la película original (obvio, debido a los intereses que tienen con la “secuela”), voy a comentarla  para así ir más preparados al cine.

Tron se ha ganado su titulo de película de culto por ser de las películas pioneras en incluir gráficos generados por ordenador (sí, eso que tanto le gusta al público hoy en día), y tener ese estilo tan marcado que lo hace tan reconocible, esto se lo debemos al artista conceptual Syd Mead y al grandísimo dibujante de comics francés Jean Giraud. Por lo que el tema visual cumple a la perfección, es una delicia al menos para un servidor el estilo “neón” de la película y el mundo virtual está muy bien recreado para el año que estamos hablando.

Quizá sea la película que mejor une el mundo de los videojuegos con el cine, ya que la película gira en torno de estos, Flynn (Jeff Bridges) es un programador que trabajaba para una mega corporación, cuando Dillinger (David Warner) le roba la propiedad de unos videojuegos que Flynn había creado. Por lo que Flynn junto con Alan Bradley (Bruce Boxleitner)  y Lora Baines (Cindy Morgan) intentaran volver a recuperar los derechos de los videojuegos para que Flynn se lleve la gloria y las ganancias de estos. Por el camino Flynn quedara atrapado en un mundo virtual dominado por el mainframe de la compañía llamado “Control Central de Procesos”. A lo largo del metraje nuestro protagonista se cruzará con multitud de programas hasta que dé con tron, un programa de seguridad creado por Alan capaz de detener el CCP. Como podéis ver el guion no es que sea una maravilla, pero es puro amor a la informática y comentarios como el famoso “Cuidado con las macros ocultas” lo demuestra.

  
A mí personalmente me ha encantado, el estilo como ya he dicho me parece sublime, la gracia con la que recrearon el mundo virtual y las múltiples referencias a la informática y los videojuegos es amor a primera vista, comprendo que entre los críticos mas acérrimos no destaque ya que interpretaciones y guion no es que estén muy allá, como otros muchos elementos. 

A la espera me quedo de ver si Tron Legacy consigue por lo menos igualar a su predecesora, por mi parte tiene las expectativas muy altas, aunque también estoy “hypeado” de lo lindo con esta secuela, espero que no se meta el batacazo…

No hay comentarios: