14 ene. 2011

Polleces a tutiplén #1

  • ·         Os habéis fijado alguna vez en las películas la forma de conducir, siempre, siempre, siempre que se vea una escena de dentro de un coche, si, si, esas que pegan siempre un parchazo de cuidado, el que vaya conduciendo no para de mover el volante de un lado para otro, da igual como sea la carretera (casi siempre es una recta) ellos siguen en su empeño de mover el volante. (No probar en la vida real, probable causa de acabar en una cuneta o en un pantano).

    • ·         Por mucho que el mundo y las películas sobre todo nos quieran mostrar que el ser humano es malo por naturaleza o en su interior es cruel, eso no es verdad, la única verdad es que el ser humano es gilipollas. Y yo el primero. Y para demostrarlo el ejemplo más gilipollas posible, y es que mira que nos gusta contar el final de una “loquesea” (llámese película, serie, juego, programa, etc.). Es un instinto, en cuanto olemos a alguien que desconoce el final del “loquesea” en seguida nos corroemos por dentro hasta que al final lo vomitamos todo con pelos y señales.

    • ·         ¿Hay alguna moda que dice que hay que echarse una foto con la cámara? Y no me refiero a las barriobajeras trece añeras con las tetas subidas a la boca echándose la foto delante del espejo con flash incluido, si no a fotógrafos que posan con su cámara como en un concurso de haber quien la tiene más grande (ya sea la cámara o el objetivo). Y si realmente existe la moda ¿Por qué coño no tengo yo una cámara así para echarme la foto? ¿Alguna alma caritativa que me regale una?

    • ·         Y hablando de modas, estoy de niños skaters hasta el ojete, espero que no descubran las cámaras porque sino el mundo entrara en colapso de gilipuertas con gorra.

    • ·         Telecinco, sí el canal de televisión es exactamente igual que el título de esta entrada, solo que peor.

    No hay comentarios: