20 ene. 2011

Las vidas posibles de Mr. Nobody – (2009)


Este pasado verano llego a España la película dirigida por Jaco Van Dormael. Con escasas copias repartidas por todo el territorio, el no saber a qué publico dirigirse ni en que saco meterla, aparte de la prácticamente nula promoción hizo que pasara con más pena que gloria por las carteleras españolas.

Comenzamos la película con una sucesión de secuencias no acompasadas, en distintas líneas temporales y en lugares de lo más diversos, lo cual causa en el espectador una extraña sensación de estar perdidos y no comprender nada y fascinación a partes iguales. Conforme avanza la película comprendemos el sentido del mareo de secuencias y del título del film, vivimos todos los posibles caminos o como muy bien dice el titulo, todas las vidas de un tal Nobody. Así podemos ver qué pasa si por ejemplo se queda con el padre o con la madre, si cambia alguna frase de alguna conversación, etc. Al final llegamos a ver tal cantidad de opciones que es difícil de contarlas, todos los caminos que toma tiene un objetivo principal, y es la chica, como la pierde, como la consigue, y como vive con o sin ella, eso multiplicado por sus tres amores Anna, Elise y Jean cada una interpretada por tres actrices en tres líneas temporales, las adultas son Diane Kruger, Sarah Polley y Linh Dan Pham respectivamente. Nobody está interpretado en su faceta adulta por Jared Leto, aunque este posee una cuarta línea temporal en el futuro que a la vez hace de narrador de los hechos a un reportero confuso que hace de espectador.

Confusa y espectacular, las etapas de la vida van pasando arrojando piezas hasta que llegamos al final y el puzle se completa, el final llega a cada vida de Nemo Nobody. Puede pecar de buscar la sorpresa fácil, de usar la confusión como herramienta para despistar o sorprender al espectador. Pero el conjunto es notable, esta obra que yo califico como ciencia ficción de amores es un golpe de aire fresco, una propuesta diferente con un guion y un montaje notable que encaja a la perfección cuando los créditos hacen acto de aparición.

No hay comentarios: