28 ene. 2011

The Green Hornet – (2011)


La película de Michel Gondry es un remake de la serie de los años 60, en la que un joven Bruce Lee saltó a la fama en Hollywood, una serie que comenzó en la radio en los años 30 y después de diversas historietas, serie y demás, nos llega el film el cual lleva desde la década de los 90 dando vueltas en el batiburrillo de futuros proyectos de Hollywood, en el cual como es lógico han pasado distintos actores, directores y guionistas hasta dar con los que han llevado el proyecto a buen puerto.

La historia nos cuenta cómo un irresponsable Britt Reid (Seth Rogen) hereda todo el imperio periodístico de su padre, y tras conocer a un tal Kato (Jay Chou) decide combatir el crimen como un héroe enmascarado, como The Green Hornet. Para ello empleará el ingenio, inteligencia y fuerza de Kato unido a un boom informativo de su periódico respecto a The Green Hornet para darse a conocer.

Tras un genial comienzo en el que nos presentan al villano de la función, un magistral Christoph Waltz que interpreta a Hans La… digo a Chudnofsky; un asesino y maleante que se ha hecho con el control de todas las bandas callejeras de Los Angeles y que todo aquel que no se somete a él acaba con dos agujeros en el pecho debido a la pistola de doble cañón de Chudnofsky; la película cae en picado y nos muestra a un “Batman” gilipollas que no nos interesa lo que le pase porque cae mal, intenta hacerse el gracioso y el listillo y no consigue conectar con el público, de hecho eso de calificarla como “Comedia” que me lo expliquen porque no le pillo la gracia. Kato es el típico “mira, mamá, un chino pegando ostias” y el auténtico héroe de la historia. La secretaria de Britt, Lenore Case (Cameron Diaz), está puesta para poner la cara bonita y poco más, y Christoph Waltz pierde fuelle durante todo el metraje y al final es una víctima de un guión que no convence.


Lo único que queda de Bruce Lee es un dibujo en una libreta, ya que la acción está muy mecanizada y cargada de efectos especiales, de hecho se nota que ahí nadie tiene ni zorra idea de artes marciales, y curiosamente la mejor secuencia de golpes es cuando (cuidado posible spoiler) se pelean los dos protagonistas en la casa de Britt, secuencia sin efectos raros que deja un buen sabor de boca (fin spoiler). Vale que no tiene por qué haber matices de Lee, pero si “La Leyenda” salía en algo relacionado es inevitable evitar las comparaciones. A destacar dejo algún que otro momento que sí es interesante y entretenido, y los gadgets de la película (aunque eso ya es algo mucho más personal) como la pistola con cañón doble (¡¡que encima se mueven los cañones!!), la pistola de “pedos”, el Black Beauty (el coche multiusos) y la cafetera.

En conclusión, la cartelera tiene hoy en día mejores películas para ver, por lo que solo os la recomiendo si queréis pasar un rato disfrutando de unas buenas palomitas o si no queréis nada complejo sino un simple pasatiempo en el que dejarte llevar.


Artículo publicado también en No Mas Hype

No hay comentarios: