3 dic. 2011

The Walking Dead (2x07 – Pretty Much Dead Already)


Último capítulo hasta principios del año que viene, cuando retomaremos de nuevo la segunda temporada, vamos último capítulo de la primera parte de la segunda temporada. Ahora toca parón navideño y dejar descansar a la serie que falta le iba haciendo. Pero claro, ahora después de una temporada soporífera, ahora que nos van a dejar sin capitulo semanal, es ahora cuando hacen un buen episodio que nos deja a todos con la boca desencajada. Vamos a comentar lo que ha dado de si este séptimo capítulo, y cuidado que los SPOILER de esta semana si son importantes.

El capitulo empieza fuerte, de buenas a primeras Glenn le cuenta a todo el grupo lo de los zombis del granero. Esto es lo que tendría que haber pasado en el capitulo siguiente a cuando Glenn descubre el secreto, que es lo que dije que esperara que pasara y que he tenido que aguantar hasta este capítulo. A partir de aquí el capitulo gira entero sobre el tema, y las reacciones de cada uno.

El grupo se siente inseguro en el campamento y no dejan de vigilar el granero, Rick habla con Herchel para intentar llegar a un acuerdo con él y poder quedarse en la granja, ya que no quiere volver al exterior y tener que cuidar de Lori y su bebe en la carretera. Así que el acuerdo con Herchel se basa en tratar a los zombis como “humanos”, no matarlos y llevarlos al granero para tenerlos controlados. De este modo llegan a capturar a 2 zombis con correas para llevarlos al granero.


Shane sigue en sus trece de dejar la granja y a Sophia, e incluso se le ve con ganas de querer tomar el mando de la situación, así tiene un encontronazo con Dale, el cual se lleva las armas para que no pase lo que va a pasar. Hasta que Shane lo encuentra y Dale por terror le entrega las armas, ya que Shane da miedo en la escena en la que se enfrenta a Dale, donde uno se puede imaginar tranquilamente que no tendría ningún pudor en matar a Dale.

Aparte de el asunto, algunas otras cosas que podemos ver es como Maggie hace las paces con Glenn, como Daryl está cada vez más unido a la madre de Sophia, o que Herchel le diga a Rick que para el final de la semana tienen que irse porque Carl ya está bien. Pero lo realmente importante viene en el final. Shane le da un arma a cada uno del grupo, estalla y se va hacia el granero, y ante los ojos de todos (Herchel y su familia incluidos) abre el granero y comienza la masacre. Como si de un asesinato contra el paredón fuera, los zombis van cayendo uno a uno conforme van saliendo del granero.


Una de las secuencias mejor logradas de esta temporada, con el grupo protagonista demostrando toda su violencia y su forma de ser masacrando a los zombis, mientras Herchel permanece derrotado arrodillado viendo la escena impotente. Y cuando ya parece que todo termina, el capitulo viene a darnos un puñetazo en la boca de estomago para dejarnos sin respiración. Sophia aparece de el granero convertida en zombi, en esta ocasión nadie del grupo dispara (dando a entender que mientras que no conozcan a la persona pueden ser todo lo salvajes que quieran y tratar a los zombis como quieran, pero cuando conocen a la persona las cosas cambian), pero Rick el cual no había disparado ni una sola vez, se acerca y termina con la vida de Sophia. Es ahí cuando vemos que por mucha fuerza que pueda tener Shane, Rick es el líder por ser el que toma las decisiones más difíciles.

Y aquí termina este capítulo, todas las tramas que estaban abiertas en esta temporada han terminado al fin, y ahora que la cosa avanza y que nos ha dejado momentos muy buenos toca esperar. Ya veremos que nos depara el octavo capítulo, pero una cosa tiene que ser segura, en la granja ya no hay sitio para ellos y Rick espero que no se quede impasible con Shane por tener que abandonar la granja. Ahora que ya les vale, con este capítulo han demostrado que cuando quieren pueden hacer un capitulo bueno, así que se dejen de tonterías y nos den cosas mas interesantes. 

No hay comentarios: