19 dic. 2011

Battlefield 3: El juego de los “peros”


Hoy toca hablar del Battlefield 3, ese juego “hamado”/odiado que de buenas a primeras se ha hecho con una legión de fanboys de no te menees. La propuesta de EA y DICE por tener más presencia en el mercado de los shooter, montones de palabrería de parte de sus desarrolladores y distribuidores, videos que aún a día de hoy y tras llevar el juego su tiempo en las tiendas siguen intentando ponerle los dientes largos a personal. La problemática que hubo con la calidad de los videos y las plataformas de donde eran… En resumen mucho ruido, eso es lo que genero el juego, ¿pero estaba justificado todo ese ruido? Ahora ya lo tenemos más claro, pero antes de ver que nos ofrece este Battlefield 3 creo que es importante que reseñe que la versión probada ha sido la de Xbox 360.

La soledad de la campaña

Lo de las campañas en los Battlefield es algo relativamente nuevo, y como tal aún le queda algo mas por pulir para presentar algo sólido y que atraiga por si solo a los consumidores que no estén interesados en los modos multijugador, y tan solo quiera pasar un buen rato jugando solo. El mejor ejemplo que mide la calidad de la campaña, es que no hay prácticamente nadie que se haya comprado el juego por ella, y que si vemos por ejemplo el perfil de los jugadores del multijugador, vemos que la mayoría ni ha tocado la campaña.


Las diferentes pantallas de la campaña se nos presentan primero con una breve cinemática donde nos están haciendo un interrogatorio (de ahí que digan que se asemeja al modo de contar la historia del Black Ops), y que francamente están muy bien a nivel técnico. El interrogatorio se va alargando durante la campaña y en cada nueva cinemática podemos ir viendo el paso del tiempo, en la iluminación del cuarto y como incide en todos los elementos y personajes.

Tras estas presentaciones entramos de lleno en la campaña, la cual como viene siendo habitual tiene fases de todo tipo, tenemos fases de asalto, otras donde tendremos que defender una posición, la de sigilo, otra donde dar cobertura de francotirador, donde iremos montados en vehículos, la de bombardear unos objetivos, y como estamos en Battlefield pues no podía faltar donde nosotros mismos controlamos algún vehículo.

Hasta aquí muy bien, pero (y ya empezamos con los “peros”) todo está muy definido, juega como si no fuera pasillero cuando lo es hasta la médula, ya que aunque los entornos no están completamente cerrados, si te sales del “pasillo” te salta un mensaje de “Vuelve a la zona de combate” que al final es mucho más molesto que tener una pared que te bloquee el camino, porque tienes que estar volviendo a la zona de guerra rápidamente porque sino en 10 segundos te han dado por culo.


Los enemigos no es que sean muy listos, usan las coberturas y poco mas, ya que es fácil flanquearlos y la diferencia de enfrentarte a 1 que a 4 básicamente se basa en que hay mas tiros de por medio. Tus compañeros hacen poco, o muy poco y suelen ponerse en medio y sacarte de tu cobertura o empujarte, o bloquearte el camino.

La campaña está compuesta de pocas pantallas, lo que se traduce en poca variedad de escenarios, tenemos Teherán, de día y de noche, zonas nuevas de la ciudad, las zonas exteriores de la ciudad… París, y en mucho menor medida (casi ninguna), Nueva York. Y pocos escenarios más podremos recorrer a lo largo de esta campaña. Que en muchos momentos busca la espectacularidad, la intensidad de la batalla y que consigue muy a duras penas. Ya que mientras que tiene momentos interesantes y que esos momentos suelen estar bañados con alguna melodía potente que potencie el espectáculo. No tiene grandes momentos para el recuerdo. Además de que los momentos de más tensión se abusa de los QTE.


Otro de los temas importantes de la campaña es la famosa Destrucción 2.0 que nos vendían. Y que en la campaña apenas hace aparición, ya que aparte de destruir coberturas, todo lo demás esta prefijado para que se destruya. Si un edificio se viene abajo es porque así esta “escrito” y no porque nosotros lo tiremos abajo. Eso sí, en la pantalla de París donde estamos en unas oficinas, ahí si cobra bastante importancia la destrucción, ya que podemos romper fácilmente coberturas, proporcionarnos una nueva, abrir agujeros para flanquear… En ese caso es donde se agradece este añadido en la campaña.

En resumen es una campaña fruto de los tiempos que corren, pasillera, predefinida, con sus QTE, que busca el espectáculo, con una trama sencilla para meternos rápidamente en la acción, con una duración no muy larga, pero que es un mero entrenamiento para la gran función, que es el multijugador.


En compañía todo es mejor

Donde más tiene que ofrecer este Battlefield, y como era normal, es en el modo multijugador. Tenemos; siendo sinceros; 5 modos de juego, siendo realistas en realidad son tan solo 3 modos:
  • Conquista: El típico de capturar y controlar bases, suele haber de 3 a 4 bases dependiendo del mapa. Los mapas son muy amplios, en cada esquina esta la base de cada grupo y en el centro las bases a conquistar y proteger. Cada grupo tiene un número de tickets que va reduciéndose con cada reaparición. Y se puede revivir tanto en la base inicial como en las bases controladas o al lado de nuestros compañeros de patrulla, que explicare más adelante. Es el modo de juego donde más presencia tienen los vehículos, y es normal asaltar las bases a bordo de un tanque, intentar sorprender al enemigo con una entrada rápida encima de un jeep, bombardear la zona con helicópteros, o controlar el cielo con cazas.
  • Asalto: En este modo un grupo es el atacante y otro el defensor, el grupo defensor tiene que proteger 2 EMC (bombas) y hacer que se queden sin tickets el equipo atacante. El cual tiene que destruir los EMC. Este modo es el que mejor uso hace de los mapas, ya que la acción va cambiando y se va recorriendo el mapa completo. Se comienza en una esquina, y cuando se destruyen los 2 EMC se pasa a la siguiente zona, y así hasta recorrer el mapa completo. Aquí también hay vehículos, pero depende también de la zona del mapa donde se desarrolle la acción que haya más o menos vehículos. 
  • Todos contra todos: Equipo: El tercer modo tiene un nombre un poco estúpido, TCT (Todos Contra Todos): Equipo, vamos el típico Duelo a muerte por equipos. Lo del TCT se lo podrían haber ahorrado porque no existe un modo propiamente dicho, si no que tan solo es por equipos. El mapa está reducido a tan solo una zona, apenas hay vehículos, menos cantidad de jugadores… Vamos un clásico que es casi obligatorio, pero que no potencia las posibilidades del juego. 
Los otros dos modos tienen que ver con las patrullas, así que vamos a indicar lo que son las patrullas: Son grupos de hasta 4 personas, digamos que los grupos se dividen en patrullas para potenciar el trabajo en equipo. Así los miembros de nuestra patrulla los veremos de otro color diferente, y podremos revivir al lado de algún miembro de nuestra patrulla. Pues bien los otros dos modos de juego son el TCT: Patrulla, donde 4 patrullas de 4 jugadores cada una se enfrentan todas contra todas. Y El Asalto: Patrulla, igual que el modo asalto pero con tan solo dos patrullas.


Una vez vistos los modos de juego vamos a pasar a las clases. Hay 4 tipos de clases que podremos elegir y jugar con ella:
  • Asalto: La antigua clase medico, va equipada de fusiles de asalto, y se le puede equipar algún lanzagranadas, puede proveer tanto de botiquines para curar a sus aliados como del desfibrilador que revive a un compañero caído. Una de las clases más importantes. 
  • Ingeniero: La clase “especializada” en los vehículos. Suele ir equipada con carabinas, subfusiles y rpgs. Esta provista de bastantes explosivos para destrozar vehículos, como minas antitanques. Aparte puede reparar vehículos. Para mí la clase mas compensada, tiene un arma principal potente y capaz de aguantar refriegas, no estás en bragas frente a un vehículo, y puedes depender mejor de usar los vehículos ya que se pueden reparar. 
  • Apoyo: Suele ir equipada con ametralladoras ligeras, mucha munición, con una pistola de mano de secundaria normalmente. Es la clase que provee de munición al equipo y puede llevar equipada claymore o C4. 
  • Reconocimiento: La clase de los campers, básicamente está equipada con armas de francotirador, puede poner sensores de movimiento, otra cosa para revivir en el punto que queramos o MAV para detectar enemigos. 
Estas clases por supuesto, y los vehículos, van subiendo de nivel conforme los vayamos usando y ganemos puntos, y las vamos mejorando con nuevas armas, o accesorios. Después podemos personalizar las clases y vehículos y ponernos el mejor equipo para nosotros. Las armas por ejemplo les puedes poner hasta tres accesorios para que se adapten a tu forma de jugar, y hay algunas armas que se pueden usar en todas las clases, como alguna escopeta.


Lo único que me queda por comentar creo que son los mapas. Tenemos un total de 9 mapas, aunque ya se puede descargar el primer DLC y aumentar su número. Los mapas son muy, muy grandes, ya hemos explicado cómo funciona esto en los modos de juego. Y es que son muy grandes, pero siempre se divide en zonas para que la acción no se disperse. Esto hace que prácticamente todos los mapas tenga zonas donde poder parapetarse, para hacer de campers, otras donde hacer buenas refriegas, recovecos para flanquear, donde darnos nuestros garbeos con los distintos vehículos (tanques, jeep, helicópteros de ataque y de reconocimiento, cazas, lanchas de ataque…), vamos hay relativamente pocos mapas, pero la cantidad se multiplica por la cantidad de posibilidades. Eso sí, el mapa siempre está limitado, o la zona del mapa donde estemos jugando también estará limitada, si te sales de ella ya sabes, “Vuelve a la zona de combate”, 10, 9, 8…


Para terminar con el multijugador, decir que aquí la destrucción 2.0 si está mucho mejor, podemos dejar “desnudo” un edificio, tirar paredes y muros, tirar árboles, romper coberturas y abrir nuevos caminos, es bastante espectacular estar dentro de un edificio y que un tanque reviente la fachada y te quedes con cara de gilipollas y un cañón apuntándote. Eso sí, está controlado para que el mapa no termine siendo un montón de escombros y que no quede nada en pie. Muy interesante desde luego, que transforma el mapa de una partida a otra.

En resumen, este es el juego que buscan sus consumidores y que no defrauda y da lo que promete, espacios abiertos, la posibilidad de controlar vehículos, acción, destrucción y espectacularidad. No hay apenas tiempo de espera para encontrar una partida y es casi automático, cosa muy de agradecer. Quizá se eche en falta algún modo más de juego o la posibilidad de jugar a pantalla partida, aunque sea tú y un amigo más en una partida online.


Light modo cooperativo

Aparte del modo multijugador, hay un modo cooperativo. Seis pantallas, que cuentan (supuestamente) una nueva historia, y que hay que disfrutar en compañía de uno más, pero siempre online. Es decir este modo con pantalla partida estaría bastante bien (por lo menos conseguiría sacarme algunos logros ¬¬), pero al ser enteramente online se hace corto y con pocas posibilidades (solo seis pantallas que se pasan en dificultad difícil en una tarde). Además comparte características con la campaña, por lo que para no repetirme mucho decir lo de siempre. Enemigos un poco tontos, destrucción casi nula, vamos un apartado que podría haber dado mucho mas de si, y que al final no es más que otro aperitivo para el multi.


Para terminar este señor tocho voy a hablar de cosas comunes a los tres modos de juego, la seña de identidad del Battlefield 3. Hay que hablar del aspecto grafico, el Frostbite 2 se muestra potente, muy potente. El apartado grafico es brutal (incluso sin instalarle el paquete de texturas HD), muy realista, y con apartados sublimes como la iluminación. Pero hay una clara diferencia con la versión de PC (o con los videos que nos han mostrado). Las texturas son alucinantes pero contrastan con otras mucho mas pobres, se puede destruir muros y paredes, pero algunas simples cajas son inamovibles. La iluminación es simplemente superior a todo lo visto antes y DICE lo sabe, por eso hay muchos escenarios de noche iluminados por luz artificial, contrastados con otros a pleno luz del sol con zonas por donde colarse los rayos solares. Además la luz tiene mucho que hablar en la jugabilidad del título, ya que puede deslumbrarnos y que no veamos absolutamente nada, ya sea la luz solar, la linterna de la pistola o una mirilla laser, aparte de que puede ayudarnos a detectar a enemigos escondidos. En las cinemáticas de la campaña la luz incidiendo en los personajes y como va cambiando con el paso del tiempo es jodidamente real. Pero por muy buen aspecto que tenga todo, es mucho más real y natural en la versión de PC, además de que el juego de vez en cuando mete tirones como si la consola no pudiera tirar con todo esto.


Otro tema del aspecto grafico es lo bien que se mueven los personajes, los movimientos son muy suaves y bastante reales, es una delicia tumbarse y ver cómo anda nuestro hombre y como puede moverse bien, y no que caiga como un peso muerto al suelo y de ahí no se mueva al menos que se levante.

Por último el sonido está muy buen trabajado en los aspectos técnicos, explosiones, sonido de las armas, etc… Pero no encontramos ninguna banda sonora. Como mucho la melodía que suena en los momentos cumbres, que cumple con su función pero poco más.

En conclusión un FPS muy bueno en el multijugador pero más regulero en sus otros modos de juego. Que busca un acercamiento más “real” a la guerra moderna, que una locura arcade y desenfrenada. Si os gustan los Battlefield, este no os va a defraudar, y si buscáis un multijugador que os mantenga horas enganchados aquí tenéis uno muy bueno. Si queréis otra cosa, este no es vuestro juego. 

Publicado también en No Más Hype

No hay comentarios: