1 mar. 2011

Valor de Ley – (2010)


Los hermanos Ethan y Joel Coen nos traen una adaptación cinematográfica de la novela de Charles Portis de mismo nombre, “True Grift” (nombre original de la película). Y un “no remake” (según los propios hermanos) de la película de 1969 de Henry Hathaway. La película nos cuenta el plan de venganza de la joven Mattie Ross (Hailee Steinfeld), para atrapar al hombre que mató a su padre Tom Chaney (Josh Brolin), para ello contará con el veterano Rooster Cogburn (Jeff Bridges) y con el ranger de Texas LaBoeuf (Matt Damon). Un plan de venganza, el lejano oeste, un elenco de actores de primera y una vuelta al magnífico genero del western. ¿Puede salir algo mal?

Pues tras meditarlo un poco no, es decir, la película no es la panacea del western ni la octava maravilla, pero es una película muy buena no exenta de errores por supuesto que detallaremos más adelante. Ahora pongámonos manos a la obra y centrémonos en porque deberíais de ir a verla desde ya. Lo primero es el brutal reparto, la joven Hailee Steinfeld clava a su personaje y es sencillamente brillante, tras verla en la película me conecte a internet cuando pude y me puse a buscarla para ver que otros trabajos había firmado, la decepción llegó cuando apenas ha participado en algún cameo de alguna que otra serie y poco más, pero es muy buena candidata para seguirle la pista a partir de ya, esta chica promete. Jeff Bridges esta tan sumamente natural y magistral, que por momentos nos olvidamos del actor y nada más que vemos al personaje. En cuanto a Matt Damon y Josh Brolin están fabulosos aunque los echamos de menos ya que no tienen muchos minutos en pantalla sobre todo Brolin.


También tenemos el montaje, la dirección, la fotografía todo es fabuloso y está perfectamente llevado a cabo, la música es espectacular y el sonido… madre mía, en la vida me había llevado tantos repullos seguidos por la simple contundencia del sonido de los revólveres, que maravilla el sonido de las armas de fuego y qué maravilla el empleo que se le da. Y vosotros estaréis pensando, joder, a este tío le ha encantado la película, pues no os equivocáis, me ha encantado. Pero ay amigos no todo puede ser bueno, y aunque técnicamente la película es una delicia y el reparto es como para estar aplaudiendo hasta que te sangren los oídos. La poca profundidad en la trama y la lentitud de está lastran toda la película.

Y es que nos da soberanamente igual que se estén adentrando en terreno indio en busca de un asesino, por mi como si estuvieran de expedición recogiendo setas que el resultado iba a ser el mismo. Y cuando el entuerto se resuelve o nos muestran el resultado de la expedición, el sentimiento por lo que se nos está mostrando es nulo, causa más tristeza el sacrificio de Negrito que cualquier otra cosa de la película. Y por último la lentitud de la trama puede causar desesperación a algún que otro espectador, aunque no es mi caso, ya que como he comentado podría no contar nada y durar 5 horas que por los demás elementos del film me la tragaría encantado.

Resumiendo la película está francamente bien a mis ojos, y viendo la escasez de western que tenemos hoy en día es una muy buena opción. Y no puedo irme sin nombrar los magníficos momentos cómicos con los que nos deja la película y que nos sacaran más de una carcajada.


Publicado también en No Mas Hype

No hay comentarios: