22 oct. 2011

The Walking Dead (2x01 – What Lies Ahead)


Después de una primera temporada notable, que empezó fuerte y se fue desinflando poco ha poco debido a las desacertadas tramas que inundaron la brevedad de la temporada. Vuelve la serie basada en el comic homónimo, y vuelve pisando fuerte, haciendo record históricos de audiencia, tanto en la cadena americana AMC, como en la española FOX. Y demostrando que sigue derrochando calidad por todos los poros, esperemos que esta vez no defrauden a los (sobretodo) seguidores de los comics. Con tramas nuevas pero infinitamente menos interesantes a lo que hemos visto en los comics. Pasemos a comentar lo que ha dado de si este primer capítulo de la segunda temporada. Y cuidado que hay SPOILER.

El capitulo comienza con una secuencia poco acertada con Rick en una azotea resumiendo brevemente lo que fue la primera temporada, hablando por el walkie. Tras este monologo poco inspirado, nuestros protagonistas abandonan Atlanta, para embarcarse en un viaje de más de 2000 kilómetros. El primer parón en su viaje comienza cuando encuentran la carretera cortada por una multitud de coches abandonados en medio de la carretera. Por si esto fuera poco, en medio del atasco la caravana se avería y tienen que hacer un alto en el camino.

Así que mientras arreglan la caravana y despejan la carretera, se aprovisionan con lo que van encontrando en los coches. Y aquí comienza la mejor secuencia de todo el capitulo, un rebaño de zombis aparece y los protagonistas se esconden entre los coches esperando a que los muertos pasen. Durante toda la secuencia se respira la tensión a flor de piel y el espectador lo pasa realmente mal. Tras esta parte la pequeña niña Sophia sale huyendo al bosque, y Rick la sigue para salvarla de un par de zombis.


A partir de este momento el capitulo gira en torno a la búsqueda de la niña y las relaciones entre los protagonistas, donde vemos que los ánimos entre los personajes no pasan por su mejor momento. Surgen algunas complicaciones en el grupo, como el tema de darle un arma a Andrea por temor a que se suicide, o que culpan a Rick de la pérdida de Sophia.

En algunos momentos la duración del capítulo no juega a su favor y hay algunos momentos que se hacen largos, debido a la mayor debilidad de esta serie, que es que la trama no avanza ningún ápice y puede terminar por desesperar al espectador. En este caso el capitulo transcurre entero en el atasco y sus aledaños.

El final está francamente bien, con la escena del ciervo, mostrando la belleza de la vida como si fuera la señal que había rogado Rick en la iglesia, y termina con ese brutal cliffhanger que te deja con ganas de mucho mas. Con este final y la preview del siguiente capítulo podemos deducir que la trama vuelve a las andanzas del comic (ya veremos por cuánto tiempo) y que nos van a presentar a nuevos personajes, el granjero Hershell (creo que era así) y sus hijos.


En resumen un capitulo muy bueno, te mantiene en tensión gran parte de él, tiene algunas escenas que solo esta serie y en su rareza se puede permitir, como la autopsia al zombie. Y es curioso que aunque en esta serie parezca que no haya una meta o un rumbo fijo por donde tirar la trama, los mejores momentos se dan en las pausas y en las cosas pequeñas. Siendo la frase que mejor define a esta serie como “tensión pausada”. Un capitulo que vuelve a los primeros capítulos de la primera temporada y que sigue manteniendo el tipo muy bien. Esperemos que no defrauden los siguientes y que esta serie siga siendo sobresaliente.

No hay comentarios: