27 oct. 2011

Contagio: Impactante, espectacular y agobiante


Contagio es la nueva película de Steven Soderbergh, que cuenta como un virus mortal se propaga rápidamente a nivel mundial, las consecuencias que crea y como se actúa en estos casos, ya sea a nivel político, civil, o científico. Una película que narra como tantas otras una catástrofe a nivel mundial y con una cantidad ingente de muertos, pero que a diferencia de la gran mayoría no busca el espectáculo visual y el entretenimiento rápido. Si no que con un ritmo pausado y extenso, nos deja con un thriller de los que mejor sabor de boca me han dejado este año.

Cuando uno ve el tráiler lo primero que le llama soberanamente la atención (aparte de la trama), es el enorme reparto del que hace gala esta película. Matt Damon, Kate Winslet, Laurence Fishburne, Marion Cotillard, Jude Law, Gwyneth Paltrow… Impresionante el elenco de actores de esta película, al igual que es impresionante lo bien que lo hacen tras las cámaras.

Lo siguiente a destacar en este peliculón es el buen montaje que tiene y la forma de contarnos los acontecimientos, nos van narrando la epidemia por días, pasando por las etapas por las que pasa. Empieza con el contagio, mostrándonos varios contagios en varias zonas y países y las consecuencias de estos. Imágenes que después nos harán pensar para ver donde se produjo el primer caso. Y después seguirá avanzando la trama, mirando hacia todos los frentes: la familia que intenta no contagiarse y sobrevivir en el caos de la sociedad que tiene miedo y no cree en las autoridades, los políticos que intentan campear el terreno poniéndose a cubierto de la situación e intentando calmar a las masas por la televisión, los científicos que investigan una cura y que tienen que investigar donde se produjo el contagio y que tienen que lidiar con las normas y leyes del sistema. E incluso tenemos a un bloguero de pro, que como la gran mayoría de nosotros jugamos a los periodistas, pero él tiene un gran número de seguidores e inculca ideas a una sociedad destrozada.


Otro punto muy interesante sobre el que hablar es la agobiante banda sonora o melodía que inunda gran parte de las escenas y que mantiene en tensión al espectador, con un creciente temor en el espectador que no puede quitarse de la cabeza el “y si de verdad pasara esto en la realidad”. Porque esta tan bien rodada que la película termina siendo hasta terrorífica porque sabemos que estas cosas pasan y pueden seguir pasando.

El único problema que le veo a esta película es que para la “corta” duración de la cinta, 1 hora y 45 minutos, puede hacerse larga debido a su dilatada trama. Pero se la recomiendo hasta a mi peor enemigo, no defrauda, es sorprendente, está muy bien hecha, no necesita de ningún artificio espectacular para impresionar y es curioso como cala en el espectador en algunos temas como el contacto entre nosotros, cosas que en el día a día no le haces ningún caso y que mientras ves el film estas muy atento a los movimientos de los personajes incluso a los tuyos. Ya veréis como cuando os toquéis la cara como un acto reflejo os daréis cuenta y pensareis en la película.

Si después de salir de una sala sigues dándole vueltas a lo que has visto emocionado y no se te olvida fácilmente la película, quiere decir algo, y ese algo es que es un peliculón. 

No hay comentarios: