31 may. 2011

Juego de Tronos (Temp.1, Cap.7 – “You Win or You Die”)


Y entramos en la recta final de la primera temporada, el final se esta cociendo a fuego lento y las tramas están empezando a apuntar hacia el final que les espera. Y si os sorprendió el impactante final del capitulo anterior con este capitulo vais a volver a sorprenderos por el nuevo rumbo que toman los hechos. Pero me dejo de hablar sobre el capitulo aquí para evitar a la gente posibles SPOILER que no quiera leer y os invito a que deis el salto y veamos el análisis de este fabuloso capitulo.

Tras la muerte de Viserys, Daenerys le muestra a Drogo sus deseos por los Siete Reinos, pero Drogo no para de darle largas, ya que no quiere cruzar el mar con sus caballos para ir a una lejana tierra que no ha visto nunca y que no tiene el menor interés en ella. Pero un suceso hará que Drogo cambie de opinión. El intento de un mercader de vinos por envenenar a Dany, dará la señal de aviso de que en los Siete Reinos quieren ver muertos a los Targaryen. Esto provocara la ira de Drogo y jurara que le dará a su hijo los Siete Reinos, en una escena con mucha fuerza donde vemos a Drogo como nunca antes lo habíamos visto hablando en el idioma dothraki y pronunciando las palabras que harían temblar los cimientos de los Siete Reinos.


Por otra parte al fin hemos tenido de nuevo trama en las frías tierras que rodean al Muro y donde Jon Nieve se encuentra. Hemos visto como el caballo de Benjen Stark aparecía galopando sin su jinete, ¿Qué le habrá pasado a Benjen mas allá del Muro? Y hemos sido testigos del nombramiento de Jon y los demás reclutas en hombres de la Guardia de la Noche, donde un estupefacto Jon ve que ha sido nombrado como mayordomo y no como explorador. Las palabras de Samwell Tarly animan un poco a Nieve pero tardaremos bastante en saber si son ciertas o no, mientras tanto para bien o para mal Jon es el mayordomo del Lord Comandante. Para terminar con el Muro, mientras Jon y Sam pronuncian sus votos, Fantasma (el lobo de Jon) desaparece por el bosque y aparece con una mano en la boca. ¿De quien demonios es esa mano? ¿Sera de Benjen? Pues ya veremos, solo puedo decir que estad atentos a lo próximo que veamos del Muro.

En otro orden de cosas, nos han presentado a Tywin Lannister el padre de Cersei, Jaime y Tyrion, el cual mantiene una interesante conversación con su hijo mientras despelleja a un animal. Y nos enteramos de que los Lannister se están armando para la guerra. Y tras este breve comentario pasamos ya a Desembarco del Rey.


Si en el capitulo anterior fue Viserys quien paso a mejor vida, aquí es el rey Robert el que muere al ser atravesado por un jabalí mientras estaba aun de caza. Tras la muerte del rey el Consejo se agita y cada uno da un paso para mantenerse firme y no caer junto con el rey. Varys se interesa por las causas de la muerte del rey y se percata que su escudero Lancel Lannister estuvo pendiente de que al rey no le faltara el vino. Aun así se mantiene distante y no apuesta por ninguno de los bandos que aparecen. Y es que mientras que Renly intenta aliarse con Eddard para echar a los Lannister y en futuro proclamarse el rey, Eddard rechaza su oferta y se mantiene firme y con su honor siempre por delante. Esto hará que Renly abandone la ciudad y corra hacia el sur, Eddard consciente de los trapos sucios de la Reina, trapos sucios afirmados por la Reina misma ante el en la conversación que mantienen. Mantiene su postura de que el legítimo rey es Stannis Baratheon el siguiente en la línea de sucesión. Y por el contrario Cersei proclama rápidamente a su hijo Joffrey como nuevo rey.

En todo este tinglado asistimos a la escena en la sala del Trono, una escena donde se respira la tensión por todos lados y donde el espectador asiste engañado como Ned, donde vemos que Cersei se ha adelantado y que su hijo ocupa el Trono custodiado por la guardia Lannister. Eddard presenta la carta del rey ante todo el mundo donde proclama a Ned protector del Reino, pero Cersei la destruye sin pudor. Ante este hecho Ned no le queda otra que confiar en Meñique para que le ayude con los guardias de la ciudad a poner orden. Pero Meñique le traiciona y los guardias Starks son matados sin compasión allí mismo y Ned amenazado con un puñal por Meñique. La disputa entre los tres bandos termina con los Stark derrotados y los Lannister vencedores gracias al tercer bando que responde ante el caballero don dinero.


Y con este final nos vuelven a dejar una vez más con la boca desencajada y a la espera de la siguiente semana. Los cliffhanger de esta serie los tienen muy bien medidos para dejarnos con el culo torcido con cada capitulo. Señalar que en este capitulo no hemos visto ni a Tyrion ni a Catelyn y lo poquito de Invernalia a sido muy light, pero no nos quejamos porque el resto a sido épico y no se lo esperaba nadie.

No hay comentarios: