22 abr. 2011

Juego de Tronos (Temp. 1, Cap. 1 – “Winter Is Coming”)


Ya está aquí, ya ha llegado, la esperadísima serie basada en el libro homónimo del aclamado George R.R. Martin y que hace no mucho comente por aquí. Después de que la cadena HBO anunciara hace ya unos dos años que estaban manos a la obra para traernos la esperadísima serie, fue el domingo pasado cuando al fin aterrizo en las pantallas de EEUU. El hype creado entorno a la serie durante todo este tiempo atrás ha sido cumplido con creces y este primer episodio nos ha dado esperanzas de estar ante una serie inolvidable. Como ya hice anteriormente con otra serie, cada semana voy a destripar cada capítulo que vaya saliendo, hasta completar el cupo de los 10 que formaran esta temporada, y que corresponden con el primer libro de la saga. Esta semana por diversos problemas que he tenido, la entrada se publicara hoy viernes, pero en capítulos siguientes intentaré que el correspondiente análisis se publique 1 o 2 días después de la emisión del capítulo, esto sería el lunes o el martes de cada semana. A partir de ahora y tras el salto spoiler a mansalva, ved el capitulo antes y luego os pasáis por aquí y comentáis vuestras impresiones.

Lo primero a comentar es la tremenda similitud con la obra original, tal y como queríamos todo el mundo, el capitulo comienza con el prologo, donde vemos el Muro (estupendamente recreado) y el Bosque Encantado, la fotografía es fría y gélida como las tierras, y el bosque denso, aterrador y asfixiante, enseguida tenemos el primer vistazo a los espeluznantes Otros (o como los llaman en el capitulo Caminantes Blancos (White Walkers)) y la sensación no puede ser más buena, estamos ante algo grande. Tras el prologo aparece el magistral opening o cabecera, donde algunas ciudades de Poniente (Westeros) se van construyendo como si de un mecanismo se tratara. He leído que en siguientes capítulos la cabecera cambiará para mostrar las ciudades donde se desarrolle ese capítulo, ya veremos.


Después pasamos a Invernalia (Winterfell), la fotografía se vuelve gris, para mostrar la soledad del norte y el frio. Tras un breve vistazo a la fabulosa recreación de la fortaleza, en seguida conocemos a los miembros de la familia Stark y casi de un vistazo conectamos con ellos y vemos como son, el honorable Lord Eddard Stark (Sean Bean), su esposa Catelyn “Tully” Stark (Michelle Fairley), la soñadora hija mayor Sansa (Sophie Turner), el heredero Robb (Richard Madden), el escalador y alegre Bran (Isaac Hempstead-Wright), la traviesa y rebelde Arya (Maisie Williams), el bastardo Jon Nieve (Kit Harington) y el hijo pequeño Rickon. La trama continua y tras un breve paseo por Desembarco del Rey (King’s Landing) donde vemos un clima más cálido y una panorámica impresionante de la ciudad, nos enteramos que la Mano del Rey (Jon Arryn) ha muerto.

Tras la llegada de el rey Robert Baratheon (Mark Addy) a Invernalia con todo su sequito, se nos presentan otros tantos personajes como la reina Cersei Lannister (Lena Headey), su hermano mellizo Jaime (Nikolaj Coster-Waldau), su otro hermano Tyrion el Gnomo (Peter Dinklage) o algún otro de menor importancia todavía, como el hijo del rey, Joffrey. Tras pedirle el rey a Eddard Stark que sea su Mano y que unan lazos con sus hijos, pasamos al otro lado del Mar Angosto (Narrow Sea), concretamente a Pentos. Aquí conocemos a Daenerys Targaryen (Emilia Clarke) y a su hermano Viserys (Harry Lloyd) los únicos supervivientes de la Casa Targaryen. Viserys quiere que Khal Drogo (Jason Momoa) se case con su hermana para que este le proporcione un ejército con el cual reclamar el trono que le corresponde.


Una vez presentados los personajes y expuesta la trama, el cliffhanger final llega con la caída al vacío de Bran por culpa de Jaime y de la carta que le llega a Catelyn donde le informa que la antigua Mano del Rey Jon Arryn ha sido asesinado. Desde luego nos quedan nueve maravillosos capítulos para ir maravillándonos cada semana.

El elemento que quizá se aleja más del libro es la primera escena sexual de Daenerys con Drogo, que más que ser diferente esta como cortada. En el libro Daenerys al final accede a tener sexo con Drogo, ya que aunque de primeras no quiere (como en la serie) termina por ceder ante los “encantos” de Drogo. En la serie en cambio la escena se corta y nos da a entender que Daenerys no quiere nada con Drogo y es sutilmente violada porque no le queda otra, mucho más acorde esta visión que la del libro, pero Daenerys tiene que terminar por querer a Drogo si o si.

Otro tema diferenciador es el tema de la edad de algunos niños, los pequeños si tienen la edad que le corresponde, pero los más grandes como Robb, Jon o Daenerys aparentan más de la edad que deberían de tener, de hecho intuyo que en la serie no hablaran de la edad de estos para que en ningún momento se vea la diferencia respecto a la obra. Este punto es más una anécdota que otra cosa porque el tema de la edad tampoco sirve para mucho.


Y poco más, no puedo más que quitarme el sombrero ante la grandiosidad de la adaptación, sublimes los decorados, la ambientación, el diseño y los personajes. Han sabido perfectamente trasladar el libro a la televisión y que quede fenomenal ya que no podían contarlo como el libro está escrito. Nos han presentado a los personajes poco a poco, uno por uno y sin liar al espectador, dejando para otra ocasión a otros personajes secundarios que el lector habrá visto a lo largo del capítulo, pero que el que no haya leído el libro no se habrá dado cuenta, de esta forma no se satura con la ingente cantidad de personajes que hay. Y la actuación y recreación de estos personajes no puede ser mejor, enseguida conocemos a los sólidos personajes y su forma de actuar y de pensar. Puro oro televisivo toda la hora que ha durado el capitulo. Que ganas del siguiente.

No hay comentarios: