4 sept. 2011

Horror, sigilo y acción en el Metro


Mi nombre es Artyom, soy habitante del Metro, el Metro es mi hogar, en el habitamos miles como yo, huérfanos de la guerra nuclear que arraso nuestro mundo. Desde entonces los túneles del Metro nos dan cobijo, nos ayudan a protegernos de los enemigos que nos acechan y nos proporciona lo necesario para poder sobrevivir. Porque el Metro es nuestro hogar, es nuestro enemigo, y es nuestra única esperanza de vida. El pasado nos destrozo, el futuro no existe, lo único importante es el presente, sobrevivir un día mas para poder ver el mañana. Esta es mi vida, así es la vida en el Metro del año 2033.

Mi misión me llevo a abandonar mi estación y a recorrer los lúgubres túneles del Metro. La inmensidad del Metro se abrió ante mí, y tuve que recorrer muchos de sus pasillos hasta mi meta final, por el camino conocí a muchos compañeros que me ayudaron en mi ardua tarea. Algunos de ellos cayeron por el bien de la misión, otros los tuve que dejar atrás para seguir avanzando. Pero sobre todo ellos me libraron de la soledad del Metro. Sus tenebrosos túneles, sus recovecos y la cantidad de criaturas que habitan en el. No son lugar para un hombre. Tuve que abrirme paso entre multitud de criaturas y fantasmas. La oscuridad era a la vez mi enemiga y mi más profunda aliada al ocultarme de mis depredadores.


Pero no creáis que la superficie fue mejor, en mis andaduras por ella, el frio casi acaba conmigo, mi mascara anti gas era mi amante, siempre encima dándome el calor de la vida y el oxigeno que no me daba el aire contaminado. La desolación de la ciudad de Moscú no tenia limites, y cada rincón se grababa en mis retinas como el pasado que dejamos atrás.

Pero lo peor de mis andaduras no fue la tétrica ambientación del metro ni la devastada Moscú, lo peor fue ver a mis hermanos y hermanas peleándose y matándose por ideología. Bandidos, fascistas y comunistas, sociedades enteras del Metro arrasadas por sus guerras interminables y sus absurdos pensamientos en el apocalipsis. Tuve que matar a muchos de mis congéneres para avanzar, saquear sus cadáveres como algún día saquearan el mío, recoger la escasa munición que tenemos y cambiar de armas una y otra vez por tener algo para defenderme.

Así fue mi misión en el Metro por proteger mi estación, acechado por unas criaturas llamadas Oscuros que invadían mi mente, ocultándome en la sombra, matando y descansando en las pocas estaciones donde no me trataban como a un enemigo, recorriendo túneles infestados, túneles que recordaban su pasado y se inundaban de fantasmas… Ahora, solo quiero volver y descansar.


Metro 2033 es un excelente videojuego de acción basado en la novela de mismo nombre de Dmitry Glukhovsky (toma nombre que casi no lo pronuncia ni el traductor de google), la impresionante ambientación y la mezcla entre shooter con toques de survival horror, le queda que ni pintada a este videojuego que os recomiendo encarecidamente.

No hay comentarios: