16 sept. 2011

Cowboys & Aliens & James Bond & Indiana Jones


Con semejante titulo uno no puede esperar nada bueno, ¿de verdad cowboys y aliens? No había un titulo mejor: “El bueno, el feo y el alien”, “Aliens del desierto”, “Cowboy agente 007” o “Encuentros en el lejano oeste”. Parece que no, pero tampoco demonicemos que el titulo puede ser cualquier cosa que dará igual cuando la película sea buena. Y esta película no pasara a la historia pero cumple con creces su cometido de entretener. Basada en el comic de mismo nombre veamos que nos ofrece esta adaptación a la gran pantalla.

La grandeza de esta película reside en el espectacular reparto. De los protagonistas, Daniel Craig, Harrison Ford y Olivia Wilde, pasando por el extensísimo elenco de secundarios como Sam Rockwell, Noah Ringer, Paul Dano o Adam Beach. Cada uno aporta lo suficiente para destacar el reparto, tenemos a James Bond, a Indiana Jones, a la doctora 13, a Airbender, a un astronauta un poco pa yá, vamos que más queremos. Los juntamos todos en el lejano Oeste y el resultado es ese, una película que huele a western por todos lados y con buenas actuaciones en cada rincón. Si encima a un western le metemos intriga, y presentamos los hechos con misterio, el resultado es redondo… o casi.


Porque el reparto está bien, los efectos especiales no desentonan y los aliens molan bastante, huele a western y la historia te presenta varias intrigas bastante interesantes. ¿Quién es el protagonista?¿Que hacen con los humanos?¿Que quieren los aliens? etc… Pero cuando empieza a desvelarse la trama se abunda de clichés y tópicos, las respuestas no son tan satisfactorias como las preguntas y surgen algunas incongruencias tontas. Como que los aliens son sensibles a la luz, ¡venga ya!, pues que se pongan unas gafas de sol. O si son tan sensibles porque cojones no les pasa nada y dan guantas a diestro y siniestro. O el tema del brazalete del protagonista, que no diré nada por no decir spoiler pero hay un par de cosillas al final que están puestos con cola y con pegamento de barra.

El caso es que me ha gustado más de lo que pensaba, tiene sus pros y sus contras, pero creo que tiene más puntos a favor que en contra. Quizá la última película palomitera del verano, no ha sido la mejor pero tampoco la peor. Y podéis ir al cine sin miedo que por lo menos el par de horas que dura no se os va a hacer largo y os va a entretener un rato. Jon Favreau firma una película bastante aceptable, con un ejército de guionistas detrás (cinco na más y nada menos y nombres bastante conocidos) que plantean una buena historia pero que como casi siempre suele pasar no saben darle un final más redondo y termina cayendo en lo de siempre.

P.D: No lo he dicho antes, pero para mí lo mejor sin duda ha sido la frase “No tires que no es una polla”, desde que lo dijeron hasta que termino la película estuve partiendo la po…

No hay comentarios: