21 jun. 2011

X-Men: Primera Generación, ¿La mejor película muti?


La nueva película de los mutantes se presenta como una precuela de la trilogía original y que a la vez y en cierta manera sirve de reinicio a una saga que como siempre pasa empezaba a tener una calidad lamentable. En la moda de contar el pasado de los personajes, y siguiendo los pasos de eso que se llama los Origines de Lobezno, que mejor que contar el pasado de Magneto y el Profesor Xavier, como se conocieron ambos mutantes y la relación que mantuvieron antes de llegar a ser enemigos por tener creencias y objetivos diferentes.

La historia de la película está enmarcada en la época de la guerra fría y la crisis de los misiles nucleares de Cuba, en este marco histórico real, hacen acto de aparición los mutantes, la humanidad aun no conoce la existencia de estos, y viven escondidos y sin mostrar sus poderes con miedo y sin saber si hay más como ellos ahí fuera.

Una de las grandezas de contar el pasado de algún personaje, ya sea a modo de flashback o en este caso dedicando una película entera, es que vemos las motivaciones y los sucesos que llevaron a ese personaje a ser como es. La evolución del personaje se vuelve palpable y nos damos cuenta de porque actúa o es de una forma u otra. Así podemos ver por ejemplo como Erik Lehnsherr (grandísimo Michael Fassbender) tras pasar su infancia envuelto en el nazismo, crea una profunda animadversión hacia la humanidad la cual todos sabemos cómo acabara. O al de Charles Xavier (James McAvoy) y su pasión por los mutantes y por que sean protegidos y aceptados.


Lo primero a destacar con respecto a la trilogía original, es el tono de la imagen, con una fotografía mucho mas colorida y viva, y no los tonos apagados y oscuros que se hicieron seña de identidad de las otras 3 películas (de la de lobezno ni hablamos, porque pá que). Aparte se le ha dado un tono más real y menos comiquero. Con una primera parte de la película magistral, con escenas que ponen el pelo de punta como cuando ponen a prueba al Erik pequeño, o la espectacular escena de Erik en Argentina.

Después de esta primera parte de la película, pasamos a una mucho más ruidosa y aparatosa, mas comiquera y aunque se intenta mantener el tipo, la película baja en calidad y nos ofrece la consabida batalla contra el villano de turno Sebastian Shaw (Kevin Bacon), una pelea entre mutantes que podría haber dado mucho mas de si, ya que parece que no han sabido cómo manejar la situación con tantos poderes juntos a la vez. Porque gracias al guion a lo largo de la película los mutantes que se van encontrando se anulan unos a otros para que el guion avance, Emma Frost (January Jones) está ahí para que Xavier no la lie, Sebastian Shaw puede inutilizar a Magneto, pero contra Xavier está vendido. Es decir juegan con la situación y con los personajes para que la secuencia continúe y no surjan incongruencias con los poderes. Pero cuando llega el final y todos se encuentran en un mismo sitio el director y guionistas no saben por dónde tirar para seguir ofreciendo el espectáculo que ya llevábamos visto.


Uno de los mejores puntos de la película, es el trato con los mutantes, se busca dadle un toque mucho más humano a cada personaje y que no sea un amasijo de carne con superpoderes, si no que tienen sus ventajas y desventajas, sus preocupaciones, sus ambiciones. Aunque sabemos desde el principio como va a terminar Magneto, la evolución es muy natural, al igual que Raven (Mistica) (Jennifer Lawrence) que aunque en la trama principal no aporte mucho, es un personaje muy interesante y no la sensual y mortal Mistica de la trilogía original que lo único que aportaba era un culo bien puesto y un par de tetas azules.

En conclusión es una película tremenda, no necesita de grandes artificios para darnos unas escenas muy emotivas e inspiradas, y aunque no tenga el primer grupo mutante con respecto a los comics, es una adaptación magistral, cada uno tendrá sus gustos y opiniones pero para mí esta es la mejor película mutante hasta la fecha, quizá sea el tener la película en caliente y cuando pase un tiempo cambie de opinión, pero ahora mismo lo afirmo, X-Men: Primera Generación es la mejor película del universo muti, conocemos muchos detalles de los personajes de Xavier, Magneto, Mistica o Bestia, nos presentan otros personajes como Emma Frost, Sebastian Shaw, Azazel, Banshee o Havok que no habían tenido aun su momento en una película, y nos dejan con ganas de mas, de mucho mas, porque seguramente haya una segunda parte, pero aquí dejan muchas dudas sobre que camino coger para ofrecer una experiencia similar a esta parte. De momento podemos alegrarnos, los mutantes han vuelto con fuerza y pedazo película nos han dejado.

No hay comentarios: