21 oct. 2010

Chof!

¡Bzzzzzz! ¡Bzzzzzz!, el teléfono suena, ¡BzzzZZ! ¡BZZZZZZ!, es la alarma, hora de levantarse, ¡aaaaaau!, bosteza sentado al filo de la cama, ¡riss! ¡riss! Se calza las zapatillas de andar por casa que hay a los pies de la cama, se levanta y… ¡aaaaaau! Vuelve a bostezar esta vez estirando los brazos como si quisiera desprenderse de ellos, ¡ris ras! Se rasca el ojo, y sale del cuarto, ¡tap tap tap! Baja escaleras, ¡tap tap tap! Sigue bajando, hasta que llega a su destino, ¡piut! Enciende la tele… “…en esta mañana soleada.”, ¡ñiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii! Enciende el ordenador, ¡taninanin!, arranca el ordenador… “En un pueblo del sur…”, ¡toc! Coge una taza, ¡glup glup! Vierte leche en su interior, ¡cling! Abre la puerta del microondas e introduce la taza con su contenido dentro ¡poc! Se cierra la puerta, ¡pii! ¡pii! ¡bruuuuuu! El microondas se pone en marcha, “…han visto lo que ha dicho, jajajaja…”, ¡piii! ¡piii! ¡piii! ¡cling! Saca la taza del microondas y coge un paquete de galletas de la estantería de al lado, ¡frus frus! Coge una galleta del interior del paquete, ¡tic! ¡tic!, mientras, sentado al lado del ordenador navega en busca de algo… “¿Quién fue quien hizo eso…?”, la tele se escucha de fondo, él mira la pantalla del ordenador ¡tic! ¡tic! ¡tic!, galleta en mano la introduce en la leche, ¡tic! ¡tic! ¡tic!... “Estamos aquí con una señora que dice…”, la galleta sigue empapándose… ¡tic! ¡tic! ¡tic!, “…muchas gracias señora, contactamos con…”,

-¡¡¡¡Aaaa mierdaa!!!!- grita furioso, desconectando, alza la mano que sostiene la galleta, pero ya es demasiado tarde… CHOF!

No hay comentarios: